Opiniones

No salpica a Mario Oporto la crisis en el Mentruyt

Valora este artículo
(0 votos)

El Mentruyt, los desplazamientos en el Gabinete de Puiggrós, las Federaciones de Cooperadoras Escolares.
La crisis del Mentruyt en Lomas de Zamora es simplemente una nueva muestra de cómo se cruzaban la corrupción enquistada en niveles superiores de la Dirección de Escuelas, durante los últimos , por lo menos 20 años,  los intereses particulares de algunos dirigentes políticos puestos a cooperadores escolares , las complicidades de los Directivos de esos establecimientos, de los Consejeros escolares con un clima en el país y la provincia que todo lo permitía...

No todo no está permitido.
Cuando la corrupción dejó al desnudo que "hay riesgo de derrumbe de techos, filtraciones, ventanas sin vidrios, otras con los vidrios rotos y falta de estufas, entre otros problemas", "que el establecimiento público más importante del distrito de Lomas de Zamora, al que concurren 3.500 alumnos tenía desde el 22 de mayo la planta alta clausurada por la inspectora de la Unidad Académica, María Rosa Mariani, por el peligro que representaba" y "como no había ningún lugar cerca para recibir a tantos chicos, las autoridades de la escuela decidieron turnarse para usar sólo la planta baja, con lo cual pasaban una semana en el colegio y otra en sus casas" la situación explotó.

La historia quizás comenzó hace más de 8 años cuando un grupo de padres, con ganas de participar concurrieron a la Asamblea Ordinaria que se desarrollaba en la escuela y se encontraron con que de tres micros bajaron casi 120 personas que pese a no ser padres de alumnos de la escuela, exhibiendo su cuota al día participaron activamente y levantaron la mano para aprobar el balance y la memoria y elegir como presidente a Horacio Abraldes quien años después fuera asesor , mano derecha y organizador de Federaciones de Héctor Calla cuando éste se desempeñó al frente de la Dirección de Política Socio Educativa del Director de Escuelas Mario Oporto.

Por supuesto, esa asamblea fue legitimizada por el veedor de Cooperación Escolar (¿habrá ido Mirta Miranda en persona por pedido de su jefa política Giannetasio?) y con esa legitimización se "marcó la cancha".

Fue así que frente a la gravedad de la crisis y el posible cierre definitivo de "su escuela" la asamblea estudiantil, apoyada por los padres y algunos docentes decidió ocupar el establecimiento, suspender las clases y exigir la renuncia de la cooperadora, la directora y el Consejo Escolar, a los que responsabilizaron por la situación. 

Debe asombrarnos?

  • Desde este sitio tuvimos varias conversaciones con Callá-Abraldes cuando se dedicaban a crear Federaciones en cada lugar, con un discurso de participación, transparencia y ética. Vimos alumbrar y difundimos el Plan Mayo de asambleas en todas las escuelas para renovar las cooperadoras, sostuvimos que pese a las promesas incumplidas y el interés electoral , el resurgir de las Federaciones y el movimiento cooperador valía la pena
  • Sin embargo, apenas uno raspa la superficie, se encuentra con que Abraldes - según informan Alejandra Schuchinsky ,madres de dos alumnos- era el presidente de la Cooperadora del Mentruyt durante varios de estos últimos años y que entregó en concesión el buffet de la escuela (recordemos: 3.500 alumnos en el centro de Lomas de Zamora) por un canon de $200 por mes a... su madre.
  • O que desde esa cooperadora se habría privatizado el campo de deportes impidiendo el uso de sus instalaciones .... a los alumnos de la escuela.
  • Ni que esa cooperadora , presidida por la mano derecha de un hombre de confianza de Oporto (Callá manejaba millones desde su Dirección) y "asesorada" por la Dirección del establecimiento,  dejó que las instalaciones se cayeran a pedazos mientras en los actos en La Plata se firmaban por montos millonarios, subsidios y donaciones para entidades de Lomas de Zamora, mucho menos representativas y necesitadas que la comunidad educativa del Mentruyt

Hoy, la historia parece tener otros protagonistas.
Como siempre : los alumnos acompañados por algunos padres deciden asumir el cuidado de su escuela y de su educación. Tomar la escuela significa eso. Queremos una escuela y una educación digna, a la altura de nuestras necesidades, de las necesidades de
nuestros chicos.
Nadie podrá decir que esa toma fue "un acto de indisciplina". Nadie podrá decir que esos pibes no quieren estudiar. Nadie podrá decir que esos padres se desentienden de la educación de sus hijos.

Los cooperadores escolares tenemos una responsabilidad muy grande.

Rubén Ostrower
Director
www.cooperadoras.com.ar

Modificado por última vez enMiércoles, 31 Mayo 2017 00:24

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.