Mendoza

- Sin colegio en condiciones 03/2002

Valora este artículo
(0 votos)

Sin colegio en condiciones, los chicos no irán a clase
Analía Gimenez Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
--------------------------------------------------------------------------------
La historia vuelve a repetirse. Otras vez, promesas incumplidas y alumnos en problemas. Empiezan las clases y los chicos de la Escuela Armada Argentina tendrán que seguir estudiando en el viejo edificio, a punto de colapsar. Baños rotos, falta de agua, inviernos sin calefacción y remiendos de chapas y maderas en las antiguas aulas recicladas conforman un ámbito que, francamente, no motiva al trabajo de los maestros y a la aplicación de los chicos.

Como el año pasado para esta misma fecha, el Club de Madres anunció que no mandará sus hijos a clases hasta tanto no se terminen las obras del nuevo edificio que debería haber sido inaugurado en diciembre pasado.

"Basta de mentiras y discriminación, que cumplan con los compromisos contraídos hace más de un año y que terminen la escuela de una vez por todas", dijo indignada Francisca Osorio, una de las tantas mamás que amenazan con no mandar sus chicos a clase.

El malestar de las madres se debe a una espera de más de siete años en ver construida la nueva escuela 1-309 Armada Argentina, que le brinda educación a más de 700 chicos de baja condición social.

La construcción de la nueva escuela demandó ya $ 871.407, además de $ 9.000 en gastos generales, $ 7.000 por otros costos de obra, y $ 12.000 en honorarios a profesionales bajo el Programa Provincial de Construcción y Ampliación de Edificios Escolares. Ahora, para terminar la obra hace falta un dinero que debería haber sido aportado por el Fondo de Infraestructura provincial, actualmente congelado.

Al respecto, el director de Recursos Físicos de la DGE, Osvaldo Calvente, aseguró que hay dos vías posibles de financiación: una sería la obtención de fondos fiduciarios provenientes del Ministerio de Cultura y Educación de la Nación y la otra la utilización de los bonos mendocinos petrom, de pronta emisión, con los cuales se pagaría a la empresa constructora y a los proveedores.

"Actualmente, son ocho las escuelas que quedaron paralizadas por la detención de la obra pública, pero el panorama de la escuela de San Rafael no es tan negro porque está muy pronta a terminarse", dijo el funcionario.

El nuevo edificio tendrá 2.030 m2 cubiertos, 12 aulas comunes repartidas en 3 módulos, un jardín de infantes, 3 aulas especiales para laboratorio de ciencias, informática y biblioteca, un salón de usos múltiples, galerías, playón de exterior y áreas de expansión para los jardines.

Actualmente, el colegio viejo está en Federico Cantoni y El Libertador. La institución educativa tiene 30 años, aunque la construcción donde funciona data de 1935.

Fuente: Los Andes on line

 

Contador: