Entre Ríos

Entre Ríos: Reclaman por el edificio del Complejo Juan Perón

Valora este artículo
(0 votos)

En noviembre de 2005 debió ser evacuado a causa del anegamiento de las dos plantas.
Las autoridades comprometieron soluciones, pero sólo hubo repuestas parciales, dicen los docentes.

La comunidad educativa de las escuelas número 108 Arturo Jauretche y número 109 Raúl Scalabrini Ortiz, que funcionan en el Complejo Juan Perón, elevaron su queja a las autoridades del Consejo General de Educación por la falta de seguridad y la dilación en la resolución de los problemas planteados en noviembre de 2005, cuando las instalaciones se inundaron por la lluvia.
El miércoles 23 de noviembre de 2005, en medio de un feroz aguacero que azotó la ciudad, el Complejo Juan Perón debió ser evacuado luego de que el agua de lluvia filtrara por los techos y tomara luego parte de la instalación eléctrica. Entonces, las autoridades de la Dirección de Arquitectura rubricaron un acta compromiso por la cual se comprometieron a realizar las obras imprescindibles para solucionar los problemas más urgentes, como reparar techos, arreglar aberturas, poner a funcionar nuevamente el ascensor y reemplazar pisos.
Previamente, a fines de septiembre, una sentada de los alumnos había alertado por las malas condiciones.

SIN RESPUESTA. Pero según advirtieron en una carta que enviaron al titular del Consejo General de Educación (CGE), Jorge Kerz, en nada de eso se avanzó.
?Dolorosamente nos hemos encontrado con una realidad edilicia similar a la del ciclo anterior, realmente preocupante. No se ha cumplido con el acta acuerdo con fecha 20/11/05 en la cual se convenía solucionar durante el receso de verano el estado de abandono y la falta de mantenimiento del edificio por parte del Estado provincial y ante la peligrosa situación vivida en el complejo y que fue de público conocimiento?, señalaron docentes y autoridades de las escuelas Arturo Jauretche y Raúl Scalabrini Ortiz.
En lo que sí se está trabajando, alertó Margarita Ferreyra, rectora de la Escuela Scalabrini Ortiz, es ?en lo menos importante, los pisos, cuando lo que planteamos como urgente es la instalación eléctrica, los vidrios de las ventanas, que se arreglen las puertas que no cierran, el ascensor que no funciona para los chicos discapacitados, o los matafuegos. No hubo respuesta a los problemas básicos del complejo, y estamos igual que el año pasado?.

RECLAMOS. En la presentación que hicieron ante Kerz, destacan un informe elaborado por la Defensoría del Pueblo de Paraná que destacó la situación de ?extrema inseguridad?, al constatar ?la precariedad del sistema eléctrico y la necesidad de una urgente reparación, tal como lo establece la ordenanza 5.950 de la ciudad, en concordancia con normativas provinciales y nacionales?.
?Como si esto fuera poco ?resaltan? desde el año 1995 a la fecha no se han presentado los planos de construcción de la obra, pese a haberse solicitado por todas las vías legales desde los mismos organismos gubernamentales. Once años han pasado y no conocemos cómo se proyectó este complejo; es más, sin referencia alguna, se están instalando nuevos pisos de granito y nos preguntamos ¿el peso de los mismos será soportado por la estructura? No hay que olvidar que el edificio fue pensado para una capacidad límite de 500 alumnos y en la actualidad transitan, diariamente, 1.000 personas?.
Asimismo, destacan que no ?se ha cumplido con las normativas vigentes respecto al sistema contra incendios, lo que provoca temor ante una eventual emergencia?. En la misma situación está el ascensor ?y ello impide el desplazamiento de docentes y alumnos con problemas motrices y/o afectaciones temporarias?. Y recuerdan que a 10 días ?de iniciado este ciclo lectivo debimos suspender las actividades escolares por falta de agua?.
?Exigimos nuevos estudios, respuestas y proyectos que nos garanticen seguridad para nuestros alumnos y docentes. Ojalá no tengamos que ser protagonistas de una tragedia para luego comenzar a actuar?, subrayaron.

Autorizan suspender el dictado de clases

El Consejo General de Educación (CGE), a través de la circular número 2, del 6 del actual, les recomendó a todos los directores ?evitar situaciones riesgosas que pongan en peligro la integridad del alumnado?.
El texto de la comunicación especifica que ?si fuera necesario?, se podrá disponer ?la suspensión de las actividades, procurando arbitrar con carácter urgente la solución más apropiada?.
La directiva, firmada por el titular del Consejo de Educación, Jorge Kerz, considera que en virtud de que a partir de la legislación vigente existe un ?vínculo jurídico entre los representantes legales de los alumnos y los propietarios de los establecimientos educativos, que hace emerger una responsabilidad de naturaleza contractual por los daños sufridos por los alumnos?, las escuelas asumen la obligación no sólo de ?prestar educación? sino también de dar ?seguridad, cuyo cumplimiento hace nacer su responsabilidad directa y objetiva?.
En ese contexto, Kerz les pidió a los supervisores escolares adoptar todas las medidas necesarias en las escuelas para evitar ?cualquier hecho dañoso que pueda sufrir un alumno debido a las condiciones riesgosas de infraestructura edilicia?.

Enérgico reclamo desde Cerrito


La comunidad de la Escuela Especial número 31 Portales de Amor, de Cerrito, en el departamento Paraná, volvió a alertar, como lo hizo en abril de 2005, respecto del deficitario estado del edificio, una construcción que data del año 1883, y que hasta 1992 albergó a la delegación local de la Policía.
En una angustiante carta, los padres y miembros de la Asociación Cooperadora de la escuela señalaron que ?nos preocupa y nos alarma al ver que cada día nuestros hijos, alumnos y comunidad educativa ponen en riesgo su vida al asistir? a clases.
En abril de 2005, la Escuela Portales de Amor ganó los titulares de los medios luego de reclamar, en forma pública, atención de parte de las autoridades por el mal estado del edificio escolar. Sólo así, recordaron ahora los docentes, consiguieron que el 18 de agosto se firmara un acta compromiso con el entonces director de Arquitectura, Alejandro Renaud.
El compromiso oficial fue redactar, en un plazo de 30 días, la documentación necesaria para llamar a licitación las obras de reparación necesarias. Entonces, se dijo que en octubre ese trámite estaría concluido.
Pero en noviembre la directora zonal de Arquitectura, Diana Calero, advirtió que la obra no se haría en los plazos previstos por cuanto no se contaba con la partida respectiva.
Así, el proyecto se aplazó hasta 2006. Pero según dicen desde la Escuela Portales de Amor, ?hoy nos encontramos con la noticia de que tampoco ingresamos a dicho presupuesto?.
?Como siempre ?dedujeron padres y docentes? se pasan la pelota unos a otros y ninguno quiere ser responsable de lo que le corresponde al Estado, y nosotros no nos vamos a hacer responsables de los accidentes que pudieran ocurrir, porque el edificio continúa deteriorándose cada vez más, y el techo de la cocina sigue apuntalado?.
Margarita Díaz, integrante de la Asociación Cooperadora, señaló a EL DIARIO que ?en tres meses Arquitectura podría iniciar la obra, pero son solamente comunicaciones verbales. No hay nada escrito que nos asegure?.
 
Fuente: El Diario De Paraná