Misiones

La ley seca dejó a las escuelas sin el aporte de las fiestas benéficas

Valora este artículo
(0 votos)

Educación pretende otras alternativas para oxigenar las finanzas de las cooperadoras

Vecinos, directivos y docentes de escuelas rurales y de frontera afirman que la prohibición de vender alcohol está terminando con la costumbre de organizar celebraciones masivas
Aristóbulo del Valle, Campo Grande, Alba Posse y El Soberbio. Padres, vecinos y docentes de escuelas rurales y de frontera de un sector de la zona Centro de la provincia, están preocupados por las consecuencias de la aplicación de la Ley Galeano y la resolución 3434 del Consejo General de Educación, que prohibe la venta de bebidas alcohólicas a menores de 18 años y en establecimientos educativos.
De esta manera, perciben la inminente desaparición de las fiestas comunitarias que se realizaban en las escuelas, donde participaban familias enteras. Con ello también ven disminuida la  posibilidad de recaudar dinero a través de las actividades que organizan las cooperadoras escolares. 

Ganas no faltan
?Nuestra gente tiene algún bailecito cada tres meses, torneos relámpagos de fútbol cada quince días en la hermosa canchita que tenemos, y la cantina recauda siempre y cuando venda cerveza. Ahora nos cuesta mucho reunir dinero y materiales para terminar el techo de la biblioteca y refaccionar los baños que están en mal estado?, contó Pablo Goularte, integrante de la cooperadora escolar Nº 400 del paraje Fray Luis Beltrán, El Soberbio.
Allí la escuela es un mérito comunitario: desde el terreno donado por la familia Ongay, hasta los nueve torneos de fútbol realizados para levantar las bases del edificio original.
La directora del establecimiento supo cosechar el sólido apoyo de las familias lugareñas y una medida alternativa para la venta de bebidas alcohólicas fue habilitar un quiosco en casa de un vecino.
En Picada Mandarina, la Escuela 92 espera el VI Encuentro de las Familias, que une a la cooperadora escolar, consorcios, la Sociedad de Damas y ex alumnos.
Costumbre es ?traer la carne de casa, la parrillada es comunitaria, se sortean regalos y sólo vendemos gaseosas?, comentó el director del establecimiento, Rubén Rosa. Una madre señaló que ?el cantinero de frente de la escuela hace su negocio, pero el trabajo es nuestro?.
La venta de bebidas alcohólicas también depende del grado de responsabilidad que asumen directivos y docentes. Algunos se aferran a ultranza a la reglamentación vigente, mientras que otros arriesgan y no les va mal.

Fiestas populares
La Noche de San Juan fue por más de quince años cita obligada  en el patio de la Escuela 575 de Picada 20 de Junio, Campo Grande. ?También con baile muy animado, siempre fueron fiestas sin conflictos, con custodia policial?, relató la directora Cristina María Rüppel.
Por su parte Avelino Silva, portero del establecimiento y uno de los grandes protagonistas de aquellas fiestas populares, recordó que la festividad reunía a gente que "venía de 50 kilómetros a la redonda. Hoy, sin bebida alcohólica, perdió su gracia para la gente?.
En el paraje Santa Irene, San Javier, la escuela de frontera 620 cumplirá medio siglo de existencia. La directora Lidia Bongerst indicó que ?realizamos distintas actividades, torneos de fútbol y venta de asado con gaseosas pero hay reclamos de los vecinos por no poder destapar una cerveza?.
?No sabemos qué hacer para mantener el edificio, la ley nos perjudica porque de otro lado no recibimos ayuda?, se lamentó.
En la escuela 294 de Barra Bonita, Alba Posse, su pequeña comunidad optó por dejar los bailes y recaudar ahora con bonos colaboración ?porque el poco dinero apenas alcanzaba para pagar la custodia?, contó el director Marcelo Poje. 
En el pasado quedó el Festival Rescatando Nuestras Raíces del paraje Saracura, en Aristóbulo del Valle y en la región extrañan las carreras de perros, concurso de ?hacheras?, feria de platos típicos y representaciones teatrales para celebrar cada 10 de noviembre el Día de la Tradición. ?Era un festejo  con miles de visitantes, que gastaban sus pesitos en la cantina y nos permitía hacer importantes inversiones en la escuela? añoró un vecino de las inmediaciones de la escuela 570.

Postura del Consejo de Educación
En una visita a Aristóbulo del Valle, el presidente del Consejo General de Educación, Miguel Molina expresó que ?prohibir la venta de alcohol en espacios públicos como las escuelas, conlleva la intención de llamar la atención en comunidades donde el consumo de alcohol es altamente permisivo y los sistemas de control no funcionan como debieran".
"Aquí se vende alcohol en una estación de servicios o en cualquier almacén, en las veredas céntricas. En otros países eso está prohibido: hay licorerías o espacios exclusivos para gente adulta", explicó.
"Hemos llegado al punto de que si no hay alcohol la fiesta es incompleta. En Misiones esto causó mucho daño en la juventud, en familias enteras. Hemos registrado fiestas de egresados con alumnos  atropellados en las rutas, fiestas de cooperadoras que finalizaron con puntazos en la cancha? dijo.
"El Consejo no quiere asumir roles y funciones que corresponden a la patria potestad, pero sí llamar la atención de los padres. El alcohol no trae beneficio personal ni social. Vamos a trabajar con las entidades intermedias, bajo determinados criterios, para  realizar fiestas populares que no que terminen enlutando una comunidad", contó el funcionario.
"No comparto el criterio que si una cooperadora no vende alcohol no recauda para la escuela, estamos distorsionando valores. La cooperación se hace por ayudar, no por consumir alcohol. Si hay mesura no hay problema. Tampoco prohibir es beneficioso en términos de responsabilidad social. Pero creo que podremos morigerar las  reglamentaciones siempre y cuando haya moderación y control responsable?, advirtió.


?La gente se fue alejando?{mospagebreak}

?La gente se fue alejando?
El profesor Francisco Conde, coordinador General de la Unidad Sectorial de Coordinación de Programas y Proyectos USCEP, reflexionó que ?hay un cada vez menor compromiso de la comunidad educativa con su institución; una de las tantas problemáticas del sistema educativo actual?.
Conde tiene bajo su órbita el mantenimiento de edificios escolares, ampliaciones y responsabilidades similares. ?La gente se fue alejando de la escuela, sin dudas. Antes, en cada paraje o colonia eran los lugares que concentraba la actividad social, deportiva y cultural?. Consideró que ese distanciamiento fue ?por la situación económica de los últimos años y ciertas medidas como la prohibición en expendio de bebidas alcohólicas que, en su momento, está bien cuando se orienta a evitar el hábito en chicos y menores?.
En este sentido dijo que ?no se midió realmente sus efectos secundarios. Soy consciente que se trata de un tema delicado, complicado y discutible. En Aristóbulo había escuelas con fiestas tradicionales muy importantes que desaparecieron y aquellas prohibiciones repercutieron. Hay otros sectores de la comunidad que tienen otras alternativas pero,  en el interior, los campeonatos de fútbol y las fiestas danzantes, iban de la mano de algunos hábitos no siempre exagerados los asaditos siempre fueron acompañados del vino, que dejaban en la cantina ese dinero que daba oxígeno a las cooperadoras?, comentó.
El funcionario agregó que la provincia cuenta con 1200 escuelas públicas y  ?el mantenimiento de los edificios luego de tantos años de desinversión asoma como un desafío para toda la comunidad?. ?Cuántas escuelas fueron levantadas y mantenidas por los propios padres?, se preguntó. ?Eso ya se ve muy poco. Creo que hay que crear ámbitos de reconsideración de algunos aspectos del tema. Hermosas canchas de fútbol que se hicieron con mucho trabajo, ahora están en desuso. Ya no se pueden hacer los casamientos y cumpleaños de 15 o pequeñas fiestas comunitarias que antes eran permitidos en los salones comunitarios escolares?.
Finalmente expresó que ?generalmente la gente demostró históricamente su prudencia, siempre hubo conciencia en las comisiones. El Estado no puede hacerse cargo de todo. Para eso nacieron las comisiones subsidiadas?.    

Fuente: Territorio digital.com

 

Contador: