Santiago del Estero

Auditoría para la Escuela Normal

Valora este artículo
(0 votos)

auditoriaEstará a cargo del Consejo General de Educación. La decisión fue tomada luego de analizar la presentación de padres y la cooperadora.

Tras analizar las presentaciones realizadas por padres e integrantes de la Asociación Cooperadora del establecimiento escolar, el Consejo General de Educación, mediante resolución Nº5.403/08, dispuso una inmediata auditoría a la rectoría de la Escuela Normal José Benjamín Gorostiaga.

Uno de los párrafos perteneciente al informe realizado por el asesor legal del Consejo de Educación, doctor Julio Nassif, reza: “Habiéndose aportado nuevos elementos, se estima pertinente efectuar una auditoria a rectoría de la escuela y al club Normal Banda, institución duramente cuestionada por los padres y docentes de la comunidad educativa de la escuela, ya que, según lo ha expresado la presidenta del Consejo General de Educación de la Provincia, el club nunca tuvo autorización para funcionar dentro de la escuela. Sabemos que no pagan ni la luz que consumen, siendo el estado provincial el que efectúa esos gastos, por lo tanto, al día de hoy no es más que un usurpador que se ha beneficiado por una rectora a través de una situación ilegal, que avasalla la Constitución Nacional Argentina, cediéndoles a favor las instalaciones deportivas de la escuela para su explotación privada, en todo sentido, incluso los días sábado y domingos”.

Vale recordar que en el año 2007 ya se había pedido el desalojo del club, pero aún continúa funcionando.
Por su parte, desde la asociación cooperadora recordaron que quienes integraron la comisión anterior dejaron una pesada carga y hasta el día de hoy no supieron justificar las irregularidades que fueron detectadas, como las de haber destinado fondos para la construcción de baños, instalaciones eléctricas nuevas y cloacas a favor del club privado, pese a que la escuela tenía otras carencias que no fueron saneadas en favor de los alumnos.
Lo cierto es que las situaciones irregulares se repiten y es necesario un profundo estudio.

No se permite el trabajo
Como se conoce, el Estado aporta un subsidio denominado “peso por alumno”. Luego de haber realizado un control por parte de la cooperadora, no se le dio participación a esta comisión, violando las reglamentaciones vigentes que ordenan la misma. “Durante todo el año la actual rectora se ha negado rotundamente a recibir algún tipo de ayuda de esta cooperadora, a tal punto de no querer abrir la escuela en vacaciones pasadas para que personal de Infraestructura Escolar efectúe los arreglos de los baños. Estas actitudes dejan mucho que desear; tal vez reacciona así porque pedimos que la investiguen, pero como funcionaria pública debe respetar el derecho de los niños”, se mencionó desde la cooperadora escolar que preside Adrián Díaz Chevalier.