Neuquén

Bariloche: Acusan a ex tesorera de adulterar recibos

Valora este artículo
(0 votos)

Se trata de una mujer de cincuenta años que se desempeñó como tesorera de la Cooperadora de la Escuela 71. Según la acusación adulteraba los recibos y se quedaba con la diferencia. Técnicamente, se la acusa de administración fraudulenta.

La Cámara Primera del Crimen ventilará desde hoy los pormenores de un caso que tiene como protagonista a María Carolina Flandez Gómez de Rojo, nacida en Osorno, Chile, hace 50 años.

De acuerdo a la requisitoria fiscal de elevación a juicio, elaborada por el entonces fiscal de grado Gerardo Balog, se le atribuye a la imputada, en el periodo en que se desempeñaba como tesorera y encargada de cobranza de la Cooperadora de la Escuela 71 (entre noviembre de 2000 y septiembre de 2001), en razón de su cargo y aprovechándose de las deficiencias del sistema de control contable, extendía dolosamente recibos escritos sin la presión suficiente de manera de tornar ilegibles las copias que quedaban en la Cooperadora, las que luego completaba por un monto inferior al percibido en concepto de la cuota aportada por los padres y así rendía una suma menor, apropiándose de la diferencia.

Según el documento acusatorio, se registró una importante cantidad de comprobantes adulterados, en donde aparecían sobreimpresas con evidentes signos de adulteración, en la parte numérica y alfabética, las correcciones realizadas por la acusada, a fin de procurar el fraude.

Del estudio contable se pudo estimar un perjuicio para la cooperadora de unos trescientos pesos, aunque se presume que fueron aún más los documentos adulterados por la imputada.La calificación legal propuesta por el agente fiscal encuadra bajo la figura de administración fraudulenta, debiendo responder la imputada, en calidad de autora penalmente responsable.

La investigación comenzó cuando el presidente de la mencionada cooperadora, Edgardo Malaspina, realizó una denuncia puesto que en una auditoría interna se habían detectado algunas anomalías.

Fuente: http://www.bariloche2000.com/