Neuquén

Neuquén Advierten falta de partidas en escuelas

Valora este artículo
(0 votos)
Directores afirmaron que los refrigerios sólo alcanzan a cubrir 10 días, mientras que los fondos destinados a gastos generales, como la compra de productos de limpieza, no se actualizan desde 2008.
Las partidas de refrigerio y gastos generales de las escuelas públicas de la provincia llegan tarde y no alcanzan, lo que genera que en algunos casos las instituciones deban recurrir a fondos aportados por las cooperadoras o a la buena voluntad de proveedores para suplir esta falencia del Estado.
En el caso de los refrigerios, directores de escuelas explicaron que con los recursos que aporta la Provincia para la compra de alimentos sólo se logran cubrir las necesidades de diez días, mientras que las partidas para gastos generales de cada establecimiento -que incluyen productos de limpieza, insumos y útiles- ascienden a 750 pesos mensuales, una cifra que no se actualiza desde 2008 y que resulta insuficiente.   
Hay casos emblemáticos que reflejan esta delicada situación que se da en muchos establecimientos. Uno de ellos es el del CPEN 72, del barrio El Progreso de Neuquén, que cuenta con tres turnos. Allí, recién el 20 del mes pasado la institución recibió el dinero para refrigerio (se paga con cheques), el cual, según su director Rubén González, “alcanzará para diez días”. Explicó que de los 5.580 pesos que se les dio, $3.000 se gastan en pan. “Tuvimos la suerte de que en noviembre y diciembre del año pasado gastamos menos y pudimos acumular un stock de azúcar y yerba pero para completar el resto de víveres, como dulce o fiambres para las viandas, hay que pedir fiado”, aseguró.
Respecto a la partida para funcionamiento, resaltó que con los 750 pesos que reciben deben afrontar los gastos que demanda la compra de productos de limpieza, papelería y hasta el arreglo de una cerradura. “Sólo 600 pesos se gasta en lavandina, por citar el caso de la limpieza, donde no nos alcanzó ni para comprar guantes. Después debimos cambiar dos cartuchos de las impresoras que nos salió $380. Debemos pedir prestado o que nos esperen para el pago, es cansador e injusto, damos la cara por algo que no nos compete”, se quejó González.
“El Distrito responde y hace lo que puede, pero ellos no son los responsables de esta situación”, afirmó.
En Plottier, desde el CPEM 8, su vicedirectora, Virgina Ruiz, plantea un panorama similar al de la escuela de la capital. La institución tiene 900 alumnos distribuidos en tres turnos. “Desde el Distrito ya no nos mandan víveres secos, antes venía un camión y bajaba alimentos pero eso ya no pasa. Nos dan 20 kilos de azúcar, además de yerba y leche. El resto, como puede ser arroz, chocolate o mermelada lo tenemos que comprar nosotros y cuando se acaba no se les da a los chicos”, explicó Ruiz, quien, al igual que su colega de Neuquén, no quiso culpar al Distrito. “A ellos no le giran lo que se necesita y reparten como pueden lo que hay”, expresó. Con relación a los gastos para funcionamiento, Ruiz indicó que los 750 pesos “no alcanzan para nada, con sólo pensar que el baño debe limpiarse varias veces al día, ni los productos de limpieza podemos comprar con esta plata”. Y advirtió: “Debemos usar los fondos de la cooperadora sin la cual hoy la escuela no podría funcionar”.

Demanda permanente

Desde la vocalía gremial del Nivel Medio del Consejo Provincial de Educación (CPE), Raúl Rivarola sostuvo que estas demandas son un planteo “permanente de los directores de escuela, ya que las partidas son totalmente insuficientes” y remarcó que “el planteo general es que se debe aumentar el presupuesto educativo y por esto también decimos que las clases no se iniciaron de manera normal. Es imposible que lo hagan en estas condiciones”.

Las técnicas lograron otro acuerdo

Dentro del complicado escenario que muestra el funcionamiento de los colegios en la provincia de Neuquén, las escuelas técnicas lograron el año pasado un acuerdo particular con el gobierno provincial, a raíz de que se trata de instituciones con doble jornada.
“Están cumpliendo con las partidas y no hay inconveniente para poder brindar el servicio de comedor y refrigerio”, aseguró Manuel Fernández, director de la EPET 8.
“Nosotros en particular no tenemos problemas y sé que en varias escuelas técnicas es igual”, dijo Fernández, aunque advirtió que “en esto hay diferencia con las otros colegios de nivel medio que sí tienen inconvenientes”.