CABA

Padres y madres de la Escuela Ecuador, en estado de alerta

Valora este artículo
(0 votos)

Los padres y madres de la Escuela República de Ecuador -ubicada en Espinosa y Trelles- se reunieron en la noche de ayer para planificar acciones frente a una preocupación que los mantiene en estado de alerta: la seguridad de los chicos al entrar y al salir de clases.

Es que, por un lado, el día jueves a las 16.30, a una cuadra del colegio -en Juan Agustín García y Espinosa, muy cerca también de la Escuela Mendoza-, se produjo una situación de acoso por parte de un adulto hacia un grupo de niñas de sexto grado, a quienes les exhibió material pornográfico desde un teléfono celular. Las alumnas corrieron hasta donde estaba una de las madres, pero el hombre huyó rápidamente del lugar, en el que no había ni suele haber ningún tipo de presencia policial.

Por el otro, la comunidad educativa de la escuela viene exigiendo sin éxito desde hace más de una década la colocación de un semáforo. Una madre, integrante de la asociación cooperadora, denuncia que el Gobierno de la Ciudad “se niega a colocar un semáforo en la esquina de Trelles y Espinosa porque hay uno en la esquina de Cucha Cucha y otro en la esquina de Av. San Martín, argumentando que no puede haber un semáforo por esquina. Pero tampoco colocan un lomo de burro o envían a un policía”. También recordó que “el año pasado una camioneta no frenó y le pasó por encima del pie a una nena”.

El colegio se ubica una zona que cuenta con un intenso tráfico. Sobre Espinosa pasa la línea 63 de colectivos y el flujo circulación se ha incrementado además desde el emplazamiento del corredor del Metrobus sobre la Av. San Martín, ya que no existe la posibilidad de girar a la izquierda en Alvarez Jonte, lo que hace que muchos vehículos opten por tomar esta vía desde las calles Fragata Sarmiento, Juan Agustín García o Donato Alvarez. Pese a ello, la República de Ecuador es la única escuela del barrio que no cuenta con una valla de contención en la puerta.

A su vez, Trelles es la arteria que desemboca directamente desde la Estación Paternal hacia las avenidas San Martín y Juan B. Justo. Este es el recorrido que realiza, por ejemplo, la línea 44, que pasa por la esquina del establecimiento.

Una de las medidas que decidieron adoptar los padres es ubicarse en esa esquina a las 8 y a las 16:20 para cortar el tránsito vehicular y que los chicos puedan entrar y salir de la escuela de manera segura. Esta acción se llevará a cabo de manera permanente hasta que el Gobierno de la Ciudad envíe a un efectivo de la policía a ordenar el tránsito y a custodiar la zona.