Santa Fé

Denuncian en Santa Fe los escasos fondos destinados a la ración alimentaria

Valora este artículo
(0 votos)

comedorDeclaraciones de Juan Villafañe, Presidente de la Federación de Cooperadoras escolares de La Capital, Santa Fe

La provincia sólo destina $3,70 por ración para comedores escolares desde hace un año para 180 mil chicos
Además, lo más irritante para la Federación de Cooperadoras Escolares es que por la misma ración en los hospitales públicos a una empresa privada se paga casi 100 pesos.


En diálogo con “Una mañana de locos” (SOL 91.5), Juan Villafañe, titular de la Federación de Cooperadoras Escolares, manifestó que “la ley dispone que haya actualizaciones en marzo y en julio de la partida para comedores escolares. El año pasado, el gobierno procedió a actualizar los montos en marzo, pero en julio el gobierno dijo que con lo de marzo estaba contemplado lo de todo el año. Por lo tanto, en ese mes no hubo aumento”.

“Para este año, tendríamos que tener un valor para comedor escolar de $13 y para copa de leche de $3.10. Comparalos con los $5 que se reciben ahora para comedor ($3,70 provincia y $1,30 nación) y los $1,70 para copa de leche ($1,30 por provincia y $0,40 por Nación)”, agregó.

Asimismo, indicó que “yo escuché decir a la ministra de Educación el año pasado que los chicos comen bien. Y a esta altura nosotros nos preguntamos qué es comer bien”.

Escuchá las declaraciones desde aquí

Comedores: sin actualización para partidas
Cada vez más lejos de los costos las partidas para los menús. El relevamiento de la Federación de Asociaciones Cooperadoras Escolares de La Capital muestra que la inflación impactó en la calidad de la comida.

La inflación golpea fuerte a los comedores escolares y copas de leche que esperan, hace casi un año, una actualización en las partidas presupuestarias del Ministerio de Educación de la provincia. La normativa vigente establece que el dinero que se destina a la alimentación de cada niño debe actualizarse dos veces al año. Sin embargo, en 2014 solo se hizo en marzo porque la provincia consideró que "no era necesario" más. Un almuerzo, de acuerdo al manual vigente en la provincia, tuvo en febrero un costo promedio de 13,03 pesos; mientras que la copa de leche -es decir, un desayuno o una merienda- alcanzó un valor 3,61 pesos. Eso implica una suba de entre el 32 y el 43 por ciento, en relación al mismo mes de 2014.

Los cooperadores escolares toman los manuales que la cartera ha definido para elaborar cada uno de los menús y realizan el cálculo de los costos. En ese sentido, en febrero, los desayunos y las meriendas oscilan entre 1,71 y 4,28 pesos; y los almuerzos entre los 9,95 y 13,93 pesos. Por lo que marcaron que es urgente la necesidad de una actualización ya que los montos que llegan a las escuelas son mucho más bajos. "Tengo el convencimiento de que es volver a insistir sobre algo a lo que no vamos a encontrar respuesta. Este gobierno no tiene la más mínima intención de provocar un cambio en esta área", dijo el referente de la Federación de Cooperadoras Escolares, Juan Villafañe, en diálogo con Diario UNO sobre la posibilidad de que exista una actualización que equipare la partida a los costos. Y agregó: "Nos dicen que los chicos comen bien y es mentira. Van a las escuelas para hablar de una alimentación saludable pero es necesario que apliquen esos conceptos en la cocina para que no sea solo un enunciado. El gobierno dice una cosa por un lado pero a la hora de mostrar la aplicación de los buenos hábitos en los comedores escolares, mira a otro lado". Consultado sobre cómo trabajan los responsables de los comedores si el dinero que reciben no alcanza para comprar los alimentos que se prevén en el manual, Villafañe dijo: "Se da lo que se puede, hasta donde llega la plata". Y adelantó que esta noche se realizará una reunión de la Comisión Directiva ampliada de la Federación con el fin de analizar los pasos a seguir en pos del reclamo. "Soy muy cauto y pesimista en cuanto a posibles respuestas (del gobierno)", reconoció. En ese sentido, no descartó que se vaya a organizar alguna acción para dar visibilidad al reclamo y exigir algún tipo de reacción por parte del gobierno provincial. "En julio le mostramos al Ministerio de Educación para qué alcanzaba realmente la plata que destina y cuál era la que realmente se requería para sostener los menús que ellos mismos elaboraron", enfatizó el cooperador. De todas maneras, confió en que en marzo, el gobierno provincial cumpla con la ley vigente y realice una actualización en las partidas con el fin de poder mejorar las condiciones de alimentación de la gran cantidad de niñas, niños y adolescentes que concurren a los comedores todos los días. También resaltó que en varias oportunidades han planteado la necesidad de que se establezcan diferentes menús en función de las edades de los comensales y así se pueda optimizar el dinero con el que se cuenta en cada institución. Pero tampoco tuvieron respuesta. Respecto de las partidas, señaló que una parte del dinero es aportado por Nación, que hace las actualizaciones en agosto, por lo que dijo también estar a la espera de que ese refuerzo sea mayor a fin de mejorar la partida final que llega a cada alumno.

La deuda
Más allá de que el inicio de clases se haya postergado por las medidas de fuerza de los gremios docentes, los comedores escolares y las copas de leche son instituciones que funcionan de manera ininterrumpida en la mayoría de los establecimientos. Por eso, la Federación de Asociaciones Cooperadoras Escolares de La Capital ha realizado un relevamiento sobre los costos en febrero y ha detectado un importante incremento respecto al mismo mes de 2014. Esta situación profundizó la preocupación de los cooperadores que desde el año pasado están reclamando que la provincia actualice el presupuesto para la compra de alimentos en ese tipo de establecimiento. Cabe recordar que existe una normativa que establece dos actualizaciones anuales, según el cálculo inflacionario que realiza el Instituto Provincia de Estadística y Censos (Ipec). El año pasado, el Ministerio de Educación realizó un incremento del dinero destinado a copas de leche y comedores escolares en marzo. De esa manera, sumando el refuerzo alimentario que envía la Nación, el monto destinado a los desayunos y meriendas quedó en 1,60 pesos, por chico y por ración; y, en el caso del almuerzo, se llegó a 4,80 pesos, con el mismo criterio. La normativa vigente (la ley Nº 10.319, modificada a partir de la Nº 13.296) define que el Ministerio de Educación santafesino tendrá la responsabilidad de actualizar las partidas presupuestarias dos veces al año. E indica que esos incrementos deberán ser en marzo y en julio, en consonancia con el fin de los recesos de verano e invierno.

Sin embargo, a mediados de 2014, cuando los cooperadores escolares empezaron a solicitar que se efectúe la segunda actualización del año, la ministra de Educación, Claudia Balagué, manifestó: "Por ahora no es necesario". La declaración se fundamentó en que el incremento otorgado en la primera etapa no había sido superado por el porcentaje de inflación acumulada hacia la segunda mitad del año. Sin embargo, los cooperadores escolares insistieron con que la actualización era necesaria porque aún la partida no cubría los costos reales. En ese momento, 9,84 pesos era el costo promedio de una ración de comida pero los comedores reciben 4,80 pesos y 1,60 pesos el de la copa de leche. Por lo tanto, se estaba bastante por debajo del presupuesto necesario. Hoy esa diferencia se ha agudizado y la necesidad de incremento se hace urgente. Por lo que los cooperadores están expectantes respecto a un próximo anuncio de la ministra Balagué al respecto.