Entrevistas

Beatriz Manzur, Directora de Cooperación Escolar de la Pcia. de Bs As

Valora este artículo
(0 votos)

Apenas 1 mes después de asumir el cargo, nos recibió en su despacho de La Plata la Directora de Cooperación Escolar Beatriz Manzur. En un ambiente agradable y distendido, esta ex-directora de escuela mostró una propuesta de gestión abierta y de participación. No siempre los funcionarios nos reciben con esta disposición y sin temor a las preguntas. Ojalá sirva este ejemplo para que otros responsables de atender a las cooperadoras de otras jurisdicciones puedan conversar con nosotros y llegar así a los miles de padres que nos leen.

"Vamos a trabajar con las Federaciones". "Vamos a impulsar el mejoramiento de la relación directivo - cooperador." Solucionaremos los problemas de la distribución del Fondo Escuela en las próximas cuotas" "Recuperaremos la memoria histórica del movimiento de cooperadoras" Principales definiciones que sin duda, marcan un estilo de gestión

-¿Cómo llegó a la gestión, o a la experiencia con las cooperadoras escolares?

-Yo llego a la gestión con Mari Sánchez; somos militantes históricas del campo popular. Y soy docente -terminé como directora de escuelas-, así que de ahí mi relación estrecha con las cooperadoras escolares, y con el valor que desde el cargo de directora siempre les he dado porque son de una importancia vital en la vida diaria de las escuelas

- ¿Cómo ha encontrado la vida de las cooperadoras esta gestión? Puede más o menos tener una idea de cómo están las cooperadoras y las organizaciones de las cooperadoras en la provincia? Ustedes han asumido hace poquito?

- Asumimos hace un mes. Encontramos un poco de todo. La vida de las cooperadoras no ha quedado exenta de lo que ha pasado en la vida de la organización social en nuestro país. No obstante eso, hay voluntades férreas que han sacado adelante situaciones difíciles, que siguen sosteniendo a pulmón muchas instituciones en las escuelas (sobre todo en las escuelas con mayores carencias) brindando un servicio, realmente vital a veces, para que algunas cosas puedan llevarse a cabo,  y con una? ¿cómo podríamos decirlo?..., con una nueva figura, que es el fondo-escuela que hoy tienen para administrar, que lo han recibido por supuesto con mucho beneplácito, pero que tiene como todo en sus comienzos las formas de la administración, las formas de la rendición que hay que ir ajustando
Pero bueno, eso me parece que ha revitalizado la vida de las cooperadoras en cuanto al hacer muchas cosas que antes estaban privadas de hacer

-Nosotros notamos esto. Desde el cambio de gestión con la directora Adriana Puiggrós, parece comprenderse la necesidad de descentralizar muchos de los recursos que la provincia envía hacia el sistema educativo. Este fondo-escuela fue creado particularmente para eso. Seguirá llegando durante el año?

-Son tres cuotas. Y están dedicadas a la reparación de lo que es instalación eléctrica, picaportes, vidrios? Esas pequeñas cosas que no son tanto para, a veces, los magros presupuestos de las cooperadoras y que hoy les permite no tener que estar esperando la aprobación de un subsidio y demás. Así que la cooperadora tiene la posibilidad de hacer esos arreglos en forma inmediata y es, como vos me decías, cómo esta gestión tiende a que todo lo que es política socioeducativa esté al servicio de mejorar la calidad educativa del sistema de la provincia de Buenos Aires: todo lo que hagamos tiene que tener presente al docente y al alumno en el hecho educativo, tiene que tratar de facilitar que ese momento educativo tenga el mejor producto para que la educación pública empiece a recuperar el lugar que siempre tuvo que tener.

-¿Cuáles son las dificultades que han tenido en la primera implementación del fondo-escuela?
-Las lógicas. Creo que ha sido un porcentaje mínimo de escuelas?

-Ustedes atienden doce, catorce mil escuelas públicas? ¿cuántas cooperadoras están funcionando?

-Hay diez mil quinientas, casi, de servicio de manera que, hubo algunas, por ejemplo escuelas rurales, que no lo recibieron porque se había puesto un cupo, que en esta próxima cuota van a recibirlo?, escuelas que tenían las cooperadoras intervenidas o con algún problema en las cuentas y que lo recibe el Concejo Escolar.
Esas pequeñas dificultades operativas aparecieron en un principio de la implementación, pero que ya en esta segunda etapa se fueron viendo para que vayan mejorando.

- ¿Pueden los directores administrar el fondo-escuela?

-No, la cooperadora. La cooperadora con el asesoramiento del Director, como el asesor natural, y -de común acuerdo- implementarán los gastos de ese fondo-escuela. Pero? así debe ser dado.

- ¿Se puede utilizar ese dinero para otros gastos como material didáctico, o excursiones?

-No, no, no? Está especificado en qué debe ser usado. Y cuando el edificio requiere algún arreglo que no está contemplado en el fondo-escuela, debe ser acordado con la comisión de infraestructura del distrito, que en ese caso y por una emergencia puede autorizar que se haga un gasto que no sea de los que están especificados. Pero siempre en infraestructura.

- Nosotros notamos que las cooperadoras, pese a que el movimiento de las cooperadoras escolares tiene decenas de años -ha nacido hace ciento y pico de años-, no se logran ordenar?, es decir, cada vez que cambia una cooperadora no hay una memoria histórica en la escuela, digamos, suelen casi empezar de nuevo. ¿Está entre los proyectos de la Dirección de Cooperación Escolar tratar de ayudar a sistematizar información, generar acciones para que los padres comprendan mejor los roles??

-Nosotros vamos a comenzar con una figura que no es nueva pero que sí ha tomado mucho impulso en los últimos tiempos, que son las federaciones. El próximo veinticuatro tenemos una jornada con las federaciones de cooperadoras escolares, y a partir de ello pensamos implementar jornadas por distrito, para poder acercar el asesoramiento, la discusión? a los distritos.

- En otras oportunidades, frente a estas convocatorias a las federaciones supimos que a algunos presidentes o miembros de las federaciones no se les daban los recursos para viajar, a veces doscientos, trescientos, cuatrocientos kilómetros. ¿Ustedes van a hacer algo para esto?

-Nosotros estamos implementando que, como vamos a citar a dos miembros de federación por distrito, los consejos escolares les faciliten los recursos. Los dos pasajes para que puedan viajar, y así eso no sea motivo de no participación de ninguna federación.
También estamos pensando, con algunos miembros de algunas federaciones históricas de la provincia, hacer este año durante el mes de octubre -en que es el día de la cooperación escolar-,?

-El quince de octubre.

-?hacer una semana o quince días de la cooperación, con algún cuadernillo para que sea trabajado en las escuelas, buscar las figuras históricas de las cooperadoras de cada escuela de cada distrito, aquellas personas que marcaron con su acción a veces por decenas de años a algunas cooperadoras, para reivindicarlos, para poner su nombre en aquellos casos en los que ya no estén con vida a alguna cooperadora, a alguna federación? Es decir, cómo revitalizar la historia, porque una de las causas de la poca organización que tenemos en el país es que no tenemos memoria histórica. Y la memoria histórica también va a empezar a impulsar?, incluso en los papás de las escuelas, que se van a acordar de aquel cooperador que les daba el alfajor y la copa de leche? Pero bueno, son proyectos que vamos a tratar en esta jornada del día veinticuatro, para que la tomemos de conjunto.

-¿Cómo piensa esta gestión de la directora Puiggrós debe ser la relación entre los padres y padres miembros cooperadora- con la escuela en términos generales? ¿Apunta a que haya mayor participación, apunta a que haya una escuela más democrática, hay una línea definida ya por la ministra Puiggrós??

-Sí, por supuesto. La participación comunitaria? la vida de una escuela tiene que ser la vida de la comunidad a la que esa escuela pertenece, y no puede ser plena si los padres, si la comunidad, si la familia no están presentes. Eso es taxativo, toda la historia de la doctora Puiggrós en su calidad de pedagoga apunta a una educación hacia la democracia, hacia la participación, hacia la libertad del individuo, y el individuo se realiza en una comunidad; si nosotros recortamos la realidad de ese individuo y lo escolarizamos estamos trabajando sólo con una parte de esa persona, pero esa persona es una integralidad, y los que tenemos una profunda vocación docente, como la doctora Puiggrós y como algunos de los que componemos esta gestión, sabemos que no puede haber vida educativa plena si la comunidad no participa.

-Yo voy a hacer una pregunta quizás incómoda: en la historia del movimiento cooperador, los cooperadores -no todos pero muchos- suelen expresar sus dudas sobre que esto sea real. Es decir, suelen manifestar que los directores o los docentes no dejan que los padres entren a la escuela o participen, o que sienten que quizás tratan de condicionarlos o de enseñarles cómo tienen que trabajar. ¿Qué opinión tenés sobre esto?

-Se ha hecho cargo a las direcciones de las escuelas de tantas cosas, es tanta la carga a veces de responsabilidades, que se toma a la cooperadora como una carga más, porque parte de la cultura del individualismo que hoy tenemos en el país tiende a que cada uno se encierre en su realidad y cueste abrirse. La gestión va a hacer todo lo posible para abrirse a la comunidad, para que la vida de la comunidad participe de la escuela, y cuando los directores vean algunas facilidades, incluso como puede ser esto del fondo-escuela y demás, cuando vean que algunas cosas son para solucionar, la apertura va a ser casi natural.

-Sí, también es cierto que muchos cooperadores creen que tienen roles que no les corresponden; no sé si cooperadores o padres, pero esto lo digo yo? es una opinión personal?, creo que es un proceso de acomodamiento, ¿no?

-Sí, es un proceso de acomodamiento. Creo que en los nuevos tiempos que nos tocan vivir de mayor participación, de más apertura, todos vamos a ir encontrando el lugar que alguna vez nos quitaron, del que nos corrieron. No podemos negar que muchos fuimos usados para hacer cosas para las que no habíamos llegado, tuvimos que hacer cosas que nos excedían. Y bueno, si se van dando algunas condiciones creo que cada uno va a ir ocupando el lugar, vamos a recuperar espacios, vamos a abrir otros que se habían cerrado, y se va a ir dando?, creo que el neoliberalismo lo que logró es que la participación popular fuera cada vez menor y que se distorsionara -donde no se pudo cerrar se distorsionó- y? esos lugares pudieron haber sido la escuela pública, ¿no?

-Bien. La última pregunta, en este caso: ¿cómo hacen las cooperadoras con dificultades o los cooperadores con dificultades, con preguntas, con problemas o con necesidades?, ¿a dónde las tienen que trasladar? Son diez mil escuelas, ¿ustedes sugieren que se trabaje hacia las federaciones, hacia los concejos, o directamente  hay una puerta abierta en esta Dirección?

-Hay una puerta abierta en esta Dirección; en los departamentos se está permanentemente atendiendo gente durante todo el día, yo estoy acá desde muy temprano sean las nueve o las nueve y media, y suelo irme a las ocho, ocho y media de la noche, y los departamentos tienen hasta las seis de la tarde gente trabajando, así que pueden llamar acá. Vía e-mail nos estamos manejando también, con las escuelas, así que todos los medios que crean convenientes y que tengan disponibles para comunicarse con nosotros van a encontrar respuesta.