Misiones

En Misiones, escuelas reparadas por los padres

Valora este artículo
(0 votos)

En Apóstoles, dos grados de la Escuela 236 funcionan en una galería
La Escuela 746 de Puerto Iguazú se inundaba cada vez que llovía. Un grupo de padres subió ayer al techo para arreglar las canaletas. Ya gastaron 1.200 pesos.


Puerto Iguazú y Apóstoles.
Cansados de esperar soluciones por parte del gobierno provincial, los padres de los alumnos de la escuela 746 de Puerto Iguazú comenzaron a refaccionar ellos mismos el edificio escolar. Por su parte, los docentes de distintas escuelas de la ciudad ratificaron la continuidad de las jornadas de reclamo todos los viernes.
Mientras tanto, en Apóstoles, los alumnos de dos cursos de la Escuela 236 Mariano Moreno, dan clases en una galería del edificio por la falta de aulas, si bien avanza la construcción del nuevo edificio.

Estado ausente
"Los padres se están haciendo cargo de los arreglos del edificio escolar porque la provincia está totalmente ausente", señaló la directora Eustacia González. Ayer por la mañana, un grupo de padres comenzó a trabajar en el recambio de las canaletas corroídas por el tiempo que permitían el ingreso
del agua a las aulas cada vez que llovía. Según comentaron, solo las refacciones del frente de la escuela costaron 1200 pesos.
"A los padres se les puede pedir que colaboren, pero no que sostengan toda la parte edilicia que le corresponde al Estado", sostuvo González renegando de tener que recurrir a los padres para poder dar clases en los días de lluvia. Pero esos no fueron los únicos trabajos, ya que también montaron
bibliotecas en cada salón, cambiaron las puertas y los vidrios del ingreso a la escuela que estaban rotos.
El año pasado, luego de reiterados reclamos, esta escuela fue beneficiada  entre otras tantas para las refacciones completas de los sanitarios. Según contaron maestras y alumnos, actualmente volvieron a quedar en malas condiciones y hasta cayeron lavatorios.

Jornadas de reclamo
Por su parte, los docentes decidieron manifestarse para reclamar mejoras en  el sistema educativo. Las mejoras salariales y edilicias son planteos principales que se tocan los viernes en la plaza San Martín ubicada en la zona céntrica de la ciudad a partir de las 18, para no perjudicar el normal
dictado de las clases en los establecimientos.
Uno de los puntos que se analizará en la concentración de esta tarde serán los reclamos en la parte pedagógica y también las condiciones laborales de los docentes ya que preocupa la cantidad de licencias médicas con las que cuentan varios maestros.

En Apóstoles
La matrícula de la Escuela 236 Mariano Moreno de Apóstoles crece año a año. Y debido a la gran cantidad de alumnos que asisten a esta escuela -la matrícula actual es de 650 chicos- faltan aulas para el correcto dictado de clases.
Por ese motivo dos grados están funcionando en la galería cerrada del establecimiento, problema que se solucionará con la construcción de las nuevas aulas.
Por suerte, las obras de ampliación y remodelación de las aulas se vienen desarrollando a buen ritmo. La entidad educativa fue incluida el año pasado dentro del Programa Integral para la Igualdad Educativa que recibe financiación de la Nación. La ayuda asciende a un monto de 278.980,13 pesos.
Se están construyendo tres aulas nuevas y reformando la sala de música que pasará a ser el laboratorio de informática. Allí se instalarán en principio ocho computadoras. Además se acondicionará un aula para salón de biblioteca con material didáctico.
"La obra comenzó a principios de abril y tiene un plazo de 90 días para su conclusión, esperemos que cuando nos reintegremos de las vacaciones de julio estemos ocupando las nuevas salas", explicó la directora del establecimiento María Elena Osca.

La conclusión de las obras antes del comienzo del invierno es una necesidad, teniendo en cuenta que dos cursos reciben clases en la galería cerrada y las bajas temperaturas reinantes a esta altura del año podrían acarrear consecuencias en la salud de los alumnos, según advierten los docentes.
De todas maneras, el mobiliario disponible alcanzará únicamente para acondicionar el aula de informática y se están realizando gestiones para obtener lo que falta para permitir el desarrollo de clases en las restantes aulas en construcción.
La matrícula escolar del establecimiento aumenta año tras año y falta espacio físico para el normal desarrollo en el dictado de clases a la cual asisten alumnos de distintos barrios de la ciudad principalmente de escasos recursos.
La escuela es de jornada simple y cuenta con nivel inicial, EGB 1, EGB 2 y a  partir de este año funciona el séptimo año. Si bien el material didáctico, como ser libros y útiles escolares, es enviado en  gran parte a través del proyecto PIE, no alcanza para cubrir la demanda.

 http://www.territoriodigital.com