CABA

Regresa una partida presupuestaria para obras edilicias de pequeña y mediana envergadura

Valora este artículo
(0 votos)

Tres colegios de San Telmo y uno de Retiro ya fueron designados para recibirlo.
Una buena noticia para las escuelas públicas de la ciudad: regresa una partida presupuestaria para obras edilicias de pequeña y mediana envergadura, administrada por los propios colegios.

Gracias al reclamo permanente de las comunidades escolares y a la gestión de funcionarios de carrera del Ministerio de Educación porteño, los fondos para obras de infraestructura volvieron bajo la sigla PRECOE (Presupuesto Comunal Educativo).

Se trata de un subsidio especial, de alrededor de 200 mil pesos, que es asignado a las escuelas con necesidades edilicias. Esa asignación es efectuada en un marco de transparencia, participación y decisión democrática entre los representantes de las Cooperadoras, que reciben el apoyo y asesoramiento de los directores de las escuelas, de los supervisores escolares y de funcionarios y arquitectos de la cartera educativa porteña.

A mediados de abril los representantes de las cooperadoras de la comuna 1 votaron la asignación de dos cuotas de estos fondos a dos escuelas especiales y una primaria de San Telmo, y a un secundario técnico del barrio de Retiro.

Cuando a fines de 2007 a pedido del PRO la Legislatura eliminó el subsidio de Mantenimiento Escolar, los padres cooperadores pusieron el grito en el cielo: protestaron a través de notas, marchas y cortes de calle, recorrieron despachos, hablaron con autoridades y legisladores, y a mediados de 2008 lograron que los diputados porteños lo restituyeran en votación unánime.

Pero los recursos para obras menores (llamado subsidio CODICO) no volvieron. Desde entonces el reclamo estaba en la agenda de los Delegados de Cooperadoras de cada distrito de la Ciudad, quienes solo en tres ocasiones pudieron reunirse con el Ministro de Educación, dos con Narodowski y una con Bullrich.

En 2009 una ley modificó el sistema de subsidios a las escuelas mediante la creación del Fondo Único Descentralizado de Educación; el recurso presupuestario para obras de infraestructura parecá resucitar, pero el Poder Ejecutivo porteño no cumplió con esa parte de la ley, hasta hace poco tiempo atrás… Una ingeniería presupuestaria y la tenaz labor de la funcionaria Mónica Portela y su equipo lograron que el año pasada regresara este subsidio, que ahora se llama Presupuesto Comunal Educativo.

En cada Comuna de la Ciudad se vienen realizando reuniones entre las cooperadoras escolares para estudiar, debatir, consensuar y decidir a qué edificios se asignan estos fondos. La Comuna 1 ya distribuyó los subsidios correspondientes a 2012 –dos cuotas de $ 180.000 cada una- entre la primaria “Vieytes” de Perú 946, las escuelas de Educación Especial de avenida Independencia 668 y 672 y la Técnica  “Libertador Gral. San Martín”, ubicada en Retiro.

En esas reuniones también se plantean quejas sobre la privatización del servicio de mantenimiento permanente en las escuelas (plan MOM, Mantenimiento y Obra Menor). Estas reparaciones y arreglos, que antes ejecutaban los padres en forma gratuita, hoy lo hacen empresas sin antecedentes, que no responden a la comunidad escolar ni a las directoras, con un alto grado de ineficiencia, y que cobran por administrar (mal) esos recursos del estado.

Que los fondos para el mantenimiento cotidiano vuelva a las escuelas, es el próximo objetivo de los padres cooperadores.

Ricardo Fuentes Cooperador Escolar de la Comuna 1