Córdoba

- Villa Gral. Belgrano: Cooperadoras escolares debatieron sobre sus roles 11/01

Valora este artículo
(0 votos)

Cooperadoras escolares de todo el país debatieron sobre sus roles 


ESPECIAL

Villa General Belgrano. Más de 70 participantes tomaron parte en esta localidad del Primer Encuentro Nacional de Cooperadoras Escolares, donde se analizaron temas vinculados con los roles, responsabilidades y recursos de esas entidades de apoyo a los centros educativos.

Con el correr del tiempo, el rol de las cooperadoras escolares sufrió modificaciones, y debieron asumir mayores responsabilidades. Sin embargo, para Luis Monti, presidente de la Confederación de Cooperadoras Escolares de Santa Fe, el cambio del rol de las cooperadoras no es de ahora. "Tengo las conclusiones del primer congreso que fue en 1936, y son exactamente las mismas reivindicaciones que nosotros hacemos hoy", dijo, para agregar: "Obviamente que con toda esta crisis están más agudizadas. En ese tiempo tenía que brindarles desde las zapatillas hasta la comida. Pero hoy en Santa Fe, si no fuera por las cooperadoras, las escuelas no podrían abrir sus puertas. Y eso sigue siendo igual".

Es de esa manera que en la actualidad se puede encontrar a una cooperadora que está sosteniendo un gabinete de informática, o que construye aulas, o impulsa un microemprendimiento dentro de la escuela.

Según José Luis Massone, presidente de la Federación de Cooperadoras Escolares del Distrito General Pueyrredón, con sede en Mar del Plata, el rol de las cooperadoras "no es que lo estemos cambiando, sino que nos están haciendo cambiar. El Estado desaparece cada vez más como generador, entonces los padres somos los que sustentamos el sistema". Seguidamente, reclamó que "el Estado tiene que hacerse cargo".

Desde del distrito Lanús, en Buenos Aires, Daniel Marzoli coincidió con Massone en que "cada vez nos dan mayor responsabilidad, y menos recursos para llevar a cabo nuestra tarea. En nuestro caso nos prometieron un subsidio de 300 pesos para mantenimiento, y nos dieron uno solo para una escuela que alberga a más de 600 chicos".

A diferencia de Mar del Plata, de Lanús, o de Santa Fe, Rubén Pereyra, desde Río Turbio (Santa Cruz) comentó que los problemas que enfrentan no son muy graves. "Hay necesidades como en todas partes, como mantenimiento edilicio, o material didáctico, pero eso lo hace el Estado, sin problemas. Podemos decir que estamos muy bien", acotó.
 
Fuente: La voz del Interior on line

Contador: