Santa Fé

Estacionamiento sin control en la zona de la Escuela Arzeno

Valora este artículo
(0 votos)
La escuela Arzeno y otros centros educativos que funcionan en su edificio de la calle Ovidio Lagos enviaron cartas al municipio frente a los “graves problemas de tránsito” que se generan con el ingreso y  egreso de sus alumnos.
La escuela Juan Arzeno junto con el Jardín 286, la escuela taller N° 41 y la Asociación de Cooperadoras ha enviado sendos petitorios a distintos organismos oficiales frente a los “graves problemas de tránsito”, según remarcaron, que se generan en la puerta del edificio que da cabida a los tres centros educativos en Ovidio Lagos entre San Luis y San Juan a la hora del ingreso y egreso de los alumnos, eso es a la mañana temprano, al mediodía y a la tarde.


Desde la comunidad educativa hablaron de transportes escolares que no pueden estacionar donde corresponde por la gran cantidad de autos parados en doble y hasta triple fila en una avenida altamente transitada, utilizada además por los bomberos y las ambulancias a toda hora. A esto, le suman el riesgo que representa una onda verde “sincronizada a alta velocidad”, lo que significa un peligro constante para los chicos que concurren a clases. Es por eso que solicitaron la presencia urgente de agentes de tránsito para controlar una situación que, subrayaron, “empeora día a día”.

DESDE LA ESCUELA

La directora de la escuela Arzeno, Dora Suárez, explicó que es “una problemática que se viene sufriendo desde hace mucho tiempo”. “Como medida, lo que hemos implementado actualmente es que los chicos de jardín salgan por calle San Juan, esto es la escuela taller, para descongestionar el tránsito por Ovidio Lagos”, indicó.

“Siempre hemos tenido problemas con el tránsito en la zona. Primero porque no hay lugar donde estacionar acá a la redonda, segundo porque la gente ha perdido el hábito de caminar, tercero los padres en su mayoría llegan apurados y sobre la hora, cuarto que desde hace unos años la cantidad de autos y, por ende de papás que llegan conduciendo, se ha multiplicado”, continuó la docente.

Suárez comentó que como medida para cambiar esta situación se inició una campaña en el interior de la escuela con la planificación de diversas actividades “para concientizar especialmente a los padres de los alumnos”. “Los chicos han hecho trabajos que se están exponiendo en el hall de la escuela con la seguridad y la conciencia vial como temática eje. El mensaje hacia ellos es que lo primero y principal que hay que cuidar es la propia vida de cada uno y también la de los demás. Otra actividad que realizamos fue que los chicos inviten a los padres a escribir algo sobre este problema luego de que ellos les comentaran lo que estaban aprendiendo”, añadió.

RECLAMOS
Las tres asociaciones cooperadoras elevaron hace un tiempo los petitorios a la Guardia Urbana Municipal (GUM), a la Dirección General de Tránsito, al Concejo Deliberante y a sus distintos bloques partidarios. “La GUM nos respondió automáticamente cuando hicimos el pedido y queremos agradecerles. Hay que recordar que hay que solucionar esto porque el año pasado tuvimos dos accidentes en la puerta de la escuela por todo esto. Una maestra fue atropellada por un transporte escolar que estaba moviéndose marcha atrás y un papá fue atropellado por una mamá. Ninguno de los dos casos revistió gravedad pero podrían haberla tenido”, se lamentó la directora.

POCO APEGO A LA LEY
Por su parte, Luciano Badino, integrante de una de las cooperadoas, puso especial énfasis en el desapego a las reglas por parte de los mayores. “El tema más preocupante es que los padres no quieren respetar las reglas y estacionan en cualquier lado. Cuando los agentes de la GUM les piden que se corran o que estacionen en otro lado directamente los increpan y no les hacen caso. Es más, sabemos de casos que directamente les dicen: «Nosotros podemos pagar la multa, multame que no me importa»”, subrayó el integrante de la cooperadora.

PEDIDOS
“El problema no se da sólo por Ovidio Lagos, también pasa lo mismo con la entrada que la escuela taller tiene por San Juan; allí también se generan inconvenientes con el tránsito casi diariamente. Otro factor que dificulta todo es la presencia de Coliseum, un complejo con canchas de fútbol 5 que está enfrente y que suma más autos a una situación más que saturada”, sostuvo.

Y además especificó su pedido: “Lo que pedimos es que Tránsito haga algo, que se haga cargo de esta situación. Que den charlas para que todos tomen conciencia de la situación y que se entienda que no se puede estacionar en doble ni triple fila”, concluyó Badino.