Buenos Aires

Dibujos y colores por las cooperadoras en Morón

Durante la mañana del 1º de noviembre las paredes exteriores de la escuela EP Nº3 en Morón fueron cambiando.., Lentamente tomaron colores y texturas a raíz del Mural que en homenaje a las Cooperadoras escolares, realizaron miembros de la comunidad educativa.
Padres, docentes, alumnos participaron de una construcción colectiva que contó además con la participación y colaboración de las Inspectoras de Plástica, de Profesores Muralistas de Morón y contó además con la imprescindible colaboración de la Cooperativa Nº1 que en días anteriores prepararó la pared ..

Intiman a la Ciudad por la reforma educativa con pasantías gratuitas

La Justicia le exigió al gobierno de Horacio Rodríguez Larreta que dé detalles de la "Escuela del Futuro", que prevé trabajo no remunerado de los estudiantes.

Pese a las críticas de la comunidad educativa, el Gobierno de la Ciudad mantiene firme su intención de aplicar la “Escuela del Futuro” que prevé pasantías gratuitas de los estudiantes. Sin embargo, la Justicia demostró que no permitió la participación de docentes ni estudiantes en la reforma educativa y que ni siquiera compartió el plan de estudios que planea para el próximo ciclo lectivo, sólo lineamientos básicos.

Con las tomas de colegios y los pronunciamientos públicos, estudiantes y docentes dejaron clara su postura en contra de la reforma inconsulta. Más de un mes de levantadas estas medidas de fuerza, la administración de Horacio Rodríguez Larreta no resolvió las quejas.


Por esto, la Sala II de la Cámara de Apelaciones en lo Contencioso Administrativo y Tributario ordenó una mesa de diálogo entre el Ministerio de Educación, a cargo de Soledad Acuña, y familiares de alumnos, sus abogados, y los asesores tutelares Gustavo Moreno y Mabel López Oliva. También participó del encuentro la defensora de menores interina Ana Cueva Rey, pese a que no posee competencia para actuar en segunda instancia.

La primera audiencia, del 31 de octubre, exhibió una clara falta de información pública, según quedó plasmado en las actas a las que accedió El Destape. Por esto, los camaristas Esteban Centanaro, Carlos Balbín y Mariana Díaz obligaron a la cartera educativa a evacuar las consultas de los representantes del Ministerio Público Tutelar y el de la Defensa de forma expeditiva.

Del lado de Moreno y López Oliva exigieron, en primer lugar, que el ministerio “identifique el expediente administrativo bajo el cual tramita el proyecto educativo” y que muestre una copia de dicha resolución, dado que desde el ministerio nunca exhibieron los presuntos actos administrativos que justifiquen la reforma y que deberían existir para que se lleve a cabo.

Como segundo punto destacado, los asesores tutelares pidieron que la ministra “indique si docentes participaron en el diseño de la reforma educativa y, en caso afirmativo, en qué oportunidades”, reza el oficio que llegó a manos de este medio.

Además, le preguntaron si los estudiantes fueron convocados para debatir los cambios, quiénes y cuándo. Le requirieron que anexe las actas de las reuniones para corroborar la participación del alumnado y si fue tenido en cuenta.

No menos importante, intimaron a que presente “si existe, una evaluación pedagógica de la implementación que habría motivado” los polémicos cambios. También pidieron informen si la reforma educativa se implementó en otros países, con las evaluaciones respectivas.

Ante la propuesta de dejar de calificar a los alumnos por exámenes numéricos, exigieron saber si realizarán modificaciones al régimen de evaluación. Por las modificaciones pretendidas en el quinto año de la secundaria, los funcionarios judiciales consultaron si esto ya fue articulado con el programa preuniversitario de la Universidad de Buenos Aires, que posee autonomía.

Sin despreciar el resto de las apreciaciones, el punto neurálgico requerido fue la oficialización del listado de colegios donde se implementará la “Escuela del Futuro”. Es que la cartera de Acuña no lo publicó en ninguna instancia, lo que aparenta ser inentendible a cuatro meses del comienzo de su aplicación.

La consulta 16 del punteo de López Oliva y Moreno pide que indiquen la previsión presupuestaria para la implementación de la reforma, que deberían haberse plasmado en el Presupuesto 2018 enviado a la Legislatura de la Ciudad.

Los defensores oficiales Ramiro Dos Santos Freire y Cecilia Pandolfino presentaron sus propias preguntas, similares a las previas, pudo constatar este medio. Ambos escritos apuntan a recabar datos elementales que la cartera de Acuña hasta el momento no publicó.

Aunque El Destape supo que los funcionarios del ministerio no retiraron las copias de las consultas, como habían convenido, el tribunal les designó dos días para responderlas, antes de la próxima mesa de diálogo judicial.

Comunicado del Cuerpo de Delegados de la CABA

Los pibes no están solos
El Ministerio de Educación porteño quiere imponer un cambio en la Escuela Secundaria.
Los cambios no se imponen, y menos en el ámbito educativo. Los cambios se promueven con información, diálogo, discusión y consenso. Estos valores han estado ausentes cuando “bajaron” a las escuelas la “Secundaria del Futuro”. Valores ausentes sobre todo entre los adultos. Por eso los pibes salieron a reclamar. Tal vez se sintieron solos.
Algunos adultos se sienten más cómodos discutiendo las “tomas”, y no lo que las originaron: la falta de información, de diálogo, de discusión, de consenso.

Eso que  falta es lo que otros adultos queremos que abunde.
Los Delegados de las Cooperadoras no atacamos la propuesta de cambio. Queremos saber de qué se trata y ejercer el derecho a discutir y mejorarla. Queremos ser parte, por nuestros pibes y por la ciudadanía que construimos cotidianamente en las escuelas. Queremos ejercer nuestro rol de adultos representativos de otros padres. No queremos imposiciones ni asumimos posiciones irreconciliables.
Invitamos a las autoridades a comportarse como adultos responsables ante las Comunidades Educativas, que se construyen en forma democrática, participativa e integradora. Nosotros lo venimos haciendo a diario desde cada Cooperadora Escolar.

Cuerpo de Delegados de las Asociaciones Cooperadoras Escolares de CABA

Escobar: Pizarrones por la Memoria

En el marco del mes de la memoria, el sábado 24 de marzo,  la Federación de Cooperadoras escolares de Escobar organizó una Jornada llamada PIZARRONES POR LA MEMORIA, que fue además y declarado de interés municipal.
En la jornada se construyeron y restauraron pizarrones con todos los asistentes,que fueron  entregados a diferentes escuelas píblicas del partido de Escobar.

El polideportivo Luis Monti ubicado en la calle E. Tapia de Cruz 1280 ,de Belén de Escobar fue el punto de reunión y contó son una importante cantidadc de padres y madres de la comunidad.

Escobar Pizarrones por la Memoria

En el marco del mes de la memoria, el sábado 24 de marzo,  la Federación de Cooperadoras escolares de Escobar organizó una Jornada llamada PIZARRONES POR LA MEMORIA, que fue además y declarado de interés municipal.
En la jornada se construyeron y restauraron pizarrones con todos los asistentes,que fueron  entregados a diferentes escuelas píblicas del partido de Escobar.

El polideportivo Luis Monti ubicado en la calle E. Tapia de Cruz 1280 ,de Belén de Escobar fue el punto de reunión y contó son una importante cantidadc de padres y madres de la comunidad.

La participación de las familias en la escuela pública: un campo de tensiones y también de posibilidades

Publicado en http://www.centrocultural.coop
Ana Inés Heras, madre de alumnos de escuelas públicas, se incorporó este año al Grupo de reflexión sobre la práctica, integrado hasta ese momento sólo por docentes. Su presencia enriqueció y diversificó nuestro análisis sobre la coexistencia de prácticas pedagógicas alienantes y prácticas emancipadoras en el ámbito escolar
A continuación, el relato de las vicisitudes de una madre deseosa de colaborar con la educación formal de sus hijos.

Integro el grupo de reflexión sobre la práctica como mamá de niños y adolescentes en edad escolar. Mi interés en colaborar con la escuela, desde que ingresaron en el jardín de infantes, me permitió vivir experiencias cuya significatividad me anima a compartirlas con los lectores, presentándolas en forma de viñetas narrativas


Viñeta Uno: Transición de mamá de jardín a mamá de primaria.

Mi hijo mayor inició la primaria en 2006. El cambio de jardín a primaria suele ser abrupto también para las familias: en el jardín estamos invitadas todas las mañanas a participar de la formación y del saludo (a la bandera, a las familias, a las docentes, a las niñas y niños). En la primaria el saludo a la bandera es una especie de letanía con cadencia del padre nuestro (la métrica es igual a mis oídos, no soy católica), las familias NO somos bienvenidas a este ritual (a no ser que específicamente lo solicitemos y pueden negarnos esa posibilidad), y el saludo no se da de todos hacia todos sino de la autoridad pedagógica unidireccionalmente a los alumnos/as.
Otros ejemplos: en el jardín se consulta permanentemente acerca de si las familias “podemos brindar tal cosa o sabemos hacer tal otra cosa” o comunicaciones similares.

En la primaria no solamente no existe tal pedido o consulta sino que si es ofrecido, suele ser ignorado o desestimado. Así, para quienes deseamos participar de la vida escolar, esta forma de establecer los vínculos nos lleva a pensar en primaria que la cooperadora es la única vía posible. Y es en ese momento en que muchos nos encontrarnos con una realidad que está lejos de respetar la forma asociativa.

Viñeta Dos. Cooperadora Fantasma.

Durante los años 2006-2009 intenté vincularme a la Cooperadora… nunca se sabía cuándo vendrían a la escuela. Traté de que algunas mamás, integrantes de la Comisión Directiva, me llamaran para avisarme cuándo irían, de manera de colaborar con algo concreto que ellas pudieran decirme. Nunca lo logré. Me comentaban haber ido luego de hacerlo…

Viñeta Tres. Cuando las Directoras quieren decidir.

En el año 2007 me mandó a llamar la Directora, quien me dijo que se venía “la Asamblea y había 2 grupos en Cooperadora y precisaba que mi marido y yo fuéramos Presidente y ocupáramos otro cargo para que esos grupos no dominaran” (o algo parecido). ¿Cómo era posible que fuese la Directora la que quisiera tomar decisiones acerca de los cargos de la Asociación? No fui a la Asamblea, aunque tenía ganas de ser parte de la Directiva para que me dejaran participar.

Viñeta Cuatro. Intentar aportar.

Durante 2008 quise ir a las reuniones; no lo logré, siempre la respuesta era: “no se puede” (si no estás en Directiva). Intentamos ofrecer ideas, por ejemplo, producir un periódico escolar. Luego de mucho pedir asistir a las reuniones mi marido planteó el tema y le dijeron que “podía ser”. Llevó una propuesta de periódico. Al mes de esa reunión, sin convocarnos para participar, la Comisión Directiva sacó un periódico que contenía fundamentalmente entretenimientos para los chicos (sopas de letras etc.). En ese momento lo interpreté como un mensaje más de signo autoritario: “no te dejamos participar, tomamos tu idea pero la hacemos diferente, sin información para los adultos como por ejemplo rendir cuentas o comunicar lo que ocurre en las reuniones”.

Viñeta Cinco. Documentar el cambio.

En 2009 asistí a la Asamblea de Cooperadora. Me propuse para el cargo de Secretaria de Actas. Se aceptó. En la primera reunión tomé el libro y me dispuse a hacer el Acta manuscrita ahí mismo y me dijeron que mejor lo hiciera en borrador y que cuando aprendiera, podía hacerlo directamente. Entonces propuse un sistema: 1) durante la reunión apuntaba en forma manuscrita borrador; 2) pasaba las notas y enviaba ese archivo a los que habían estado presentes y 3) pasaba de nuevo en forma manuscrita al libro de Actas las notas. Esta modalidad me permitió documentar algunos cambios.

Viñeta Seis. Una puja por el sentido de la Asociación.

Este procedimiento para tomar Actas era engorroso (para mí), me llevaba mucho tiempo y también era considerado “no estándar”. Sin embargo, la Comisión Directiva lo aceptó. Éramos 8 miembros de los cuales 2 faltaban continuamente y otros ocasionalmente a las reuniones en las que se comentaban detalles de algunas familias, se hacían referencias sarcásticas acerca de personas, y a veces se usaban tonos y palabras que para mí eran cercanas a la ofensa. Yo las documentaba en las Actas…Varios de los que estaban en Comisión Directiva me explicaban, en tono condescendiente, que como yo “era nueva” no entendía cómo hacer las Actas, y que todo eso no iba. Les respondía que como se había dicho en la reunión y entendía que eran las razones para tomar las decisiones, había que documentarlo. A partir de este posicionamiento como escribiente que documenta las decisiones se produjeron movimientos que habilitaron cambios entre 2009 y 2013.

Análisis de las experiencias

Las seis viñetas presentadas pueden leerse en clave de brecha , aunque en ese momento no pude entenderlo así. En la primera, la brecha está puesta en la mirada comparativa que se resiste a naturalizarse: mantener una perspectiva que comparó lo que me parecía grato en el jardín y no encontré en la primaria. Permanecer abierta a que la pregunta “por qué es así (en primaria)” me interpelara, me permitió interrogarme “dónde está el canal de participación”. La brecha es tanto la pregunta como el identificar a la Asociación Cooperadora como ámbito posible.

En la segunda viñeta, si bien el resultado aparece como nulo (“nunca lo logré” digo con respecto a poder ir a las reuniones de cooperadora), la brecha consiste en identificar que existía un espacio, que era un espacio cerrado y resguardado, y que había un interés específico en que si alguien se incorporaba debía hacerlo en los términos considerados legales, normativos y establecidos por las reglas vigentes. La brecha consiste en reconocer el malestar producido por la respuesta, en no darme por vencida, y mantenerla como alerta para construir otra posibilidad más adelante (esto se terminará de comprender mejor en la Segunda Entrega de este material).

En la tercera viñeta el espacio se genera por parte de una Directora que intenta manipular las reglas. Aunque me horrorice recordar la escena, que me llevó a no ir a la Asamblea, el hecho de ser convocada a la escuela para hablar sobre la Cooperadora fue un quiebre de alguna cuestión interna en esa puja cerrada de poder. Se hizo para mí visible más claramente que había malestar inclusive entre quienes pretendían estar a cargo y con las reglas muy cerradas de su parte.

En la cuarta viñeta la brecha ha sido anticipada: la existencia de algo nuevo.

En la quinta viñeta la novedad es tomar una suerte de maniobra de control y de posible denigración (“vos no sabes cómo se hace”, “así no se hace” etc.) y transformarla en una herramienta para documentar y pensar entre todos.

La sexta viñeta pone de manifiesto claramente que la herramienta fue útil…

La cooperación de las familias tiene historia

Entre 1815 y 1915 existió en Argentina una tradición de asociaciones, mutuales y sociedades que cooperaron solidariamente con la escuela: era una trama social de instituciones que realizaban aportes a las escuelas.

Esta línea se pierde entre 1916-1930: el estado argentino estableció —en esa época—pautas específicas de relación entre familias, escuelas y tejido social comunitario. Algunos historiadores interpretan que esa necesidad de establecer parámetros tuvo que ver con una puja de intereses sectoriales (por ejemplo de la iglesia católica) y con una firme determinación del estado nacional burgués de que las ideologías identificadas como foráneas (léase socialistas, comunistas y anarquistas) no pudieran hacer pie en las escuelas. Una de las formas de reglamentar la relación entre familias, escuelas y comunidades fue la creación de las Asociaciones Cooperadoras.

Scotto indica que la Constitución de 1853 ratificó la posibilidad de los ciudadanos de asociarnos en pos del bien común. Las Asociaciones Cooperadoras escolares entran en esta categoría de organización: son entidades de bien público para el desarrollo de las mejores condiciones posibles de escolaridad de los niños/as que asisten a establecimientos públicos estatales.

Comparten con otras asociaciones de bien público el hecho de que su razón de ser es aportar a mejorar las condiciones del establecimiento que apoyen; el hecho de tener órganos propios de conducción y toma de decisiones; de manejar fondos públicos y propios, y de poder proponer líneas de trabajo acordes al desarrollo de su objeto social. Su existencia está reglada y enmarcada en los Ministerios de Educación en los que deben inscribirse.

Interesa señalar que durante el siglo XX el sistema escolar argentino logró ampliar su cobertura, la cantidad de años de escolaridad obligatoria, las ofertas de tipos de especialización a nivel primario y secundario. Pero, no logró sin embargo transformar totalmente la lógica que parece regir las relaciones entre escuela y familia.

Perdura una impronta que tiende a desconocer la posibilidad de tomar decisiones de las Asociaciones, o a desconocer los aportes que puedan realizar las familias (aunque no sean canalizados a través de las Asociaciones) cuando dichos aportes no son pedidos por las escuelas sino propuestos por las familias.

La Ley de Educación Nacional (LEN), sancionada en 2006, plantea específicamente por primera vez las relaciones entre escuelas, familias y comunidades, y da lugar al fenómeno de la gestión social para el ámbito escolar. También desde el punto de vista de las familias como sujetos colectivos, el siglo XXI trajo una novedad de hecho: la aparición, consolidación y presencia de una serie de movimientos, de base comunitaria, para accionar por el cumplimiento de la educación como un derecho (por ejemplo los Bachilleratos Populares).

Por lo tanto, las posibilidades de tomar decisiones por parte de las familias, y de realizar aportes para contribuir a la vida escolar parecen hoy estar informadas al menos por:

1) el reconocimiento explícito en la LEN de que se deben favorecer y poner en marcha relaciones entre escuelas, comunidades y familias;

2) la existencia concreta de organizaciones autoconvocadas que han ido generando acciones específicas en la defensa de los derechos educativos de los niños/as, adolescentes y jóvenes en escuelas públicas de enseñanza inicial, primaria y media;

3) la existencia de una serie de acciones sueltas, no programadas ni codificadas, no sistematizadas pero existentes, cuyo origen son las familias y su destino la escuela y la comunidad, con el fin de realizar aportes no necesariamente económicos (propuestas de las familias a las escuelas, algunas de carácter pedagógico y otras de carácter comunitario)

4) la existencia de una legalidad y marco jurídico propio para las Asociaciones Cooperadoras escolares que les permiten una autonomía en la toma de decisiones, puesta en marcha de acciones y evaluación de sus resultados. Así mismo, por reglamentación educativa escolar, las Asociaciones de este tipo deben ser asesoradas por la Conducción Pedagógica. Muchas Directoras/es interpretan que esto quiere decir tomar decisiones o presionar en los sentidos en que ellas/os interpretan que es mejor decidir. Así en algunos casos se generan situaciones tensas cuando las Asociaciones les recuerdan a las Conducciones Pedagógicas que quien decide son sus autoridades, es decir, la Comisión Directiva. Existen tensiones en sentido contrario: algunas Asociaciones tienden a constituirse en entidades de poder para beneficio propio (situaciones de malversación de fondos, robos, o de falta de comunicación para monopolizar un cierto poder). O bien —aunque su administración de recursos no sea objetable— entienden la construcción de poder de un modo que no se condice con su objeto social (el bien común) sino con un interés de posicionarse como autoridad.
Referencia. Scotto, Martín. Asociaciones Cooperadoras
http://www.cooperativasenlaweb.com.ar/Cooperadoras/Cooperadoras_Cooperadoras.htm

Hasta acá la experiencia de Ana Inés Heras. A continuación, el análisis de los integrantes del Grupo de reflexión sobre la práctica

  • Los obstáculos que describe para colaborar con la institución a la que ha confiado la escolaridad de sus hijos muestra, una vez más, la contradicción que suele observarse  entre los principios y objetivos de la política educacional y del discurso oficial y lo que ocurre efectivamente en los establecimientos; en otros términos, la oposición entre el deber ser y el ser de la escuela
  • La escuela enajenada se amuralla para protegerse de las influencias externas que ponen en peligro la conservación del orden preestablecido. Convoca a la participación, pero la dificulta e intenta que se adecue al estilo predominante de funcionamiento institucional
  • El personal de conducción y los representantes de los padres legalmente acreditados suelen condicionar la intervención de “los otros” para evitar que produzcan cambios que alteren las relaciones de poder en el seno de la institución. Pero, en tanto ámbito de interacción social, también en la escuela se producen brechas, resquicios, que posibilitan la producción de cambios en la línea de lo que venimos denominando prácticas emancipadoras
  • La experiencia de Ana Inés Heras muestra que pudo ir identificando las brechas porque no cedió, no se apartó de su propósito participativo y transformador. Con inteligencia y creatividad, y por sobre todo con convicción, logró una puesta en sentido distinto en el otro, abrió un espacio dónde se empezó a transitar hacia otro lado, tal como define el concepto de “brecha”, un espacio más plural, democrático y participativo.
    Consideramos necesario señalar que la experiencia que analizamos convive con situaciones de signo opuesto: equipos de dirección y grupos organizados de padres que desamurallan la escuela promoviendo una participación real y no simbólica de las familias, de los vecinos, de las organizaciones barriales. Esto demuestra que una escuela pública que convoque no solo a la ayuda material sino también a la propuesta de acciones colectivas, es posible
    Uno de los caminos para que las buenas experiencias se multipliquen es reemplazar la  crítica destructiva a la escuela por el reconocimiento de las brechas, de los quiebres casi imperceptibles, que permiten, como lo demuestra Ana Heras, transitar de la denuncia a la transformación
    Con su relato y nuestro análisis, abrimos la discusión de una cuestión polémica, confiando  que los lectores no habrán de eludirla.
  • Esperamos sus comentarios, experiencias, opiniones, sugerencias
  • Publicado en DEBATES

Denuncia discriminación la Federación La Capital

Esta es la consigna que parecen sostener las autoridades del Ministerio de Educación de Santa Fe, en razón de haberse llevado a cabo el día 23 de agosto de 2016 en las instalaciones de ATE Casa España un acto organizado por representantes del mismo, Delegación Regional IV, "VÍNCULOS QUE TRAEN RIQUEZAS" ARTICULACIÓN Y LA CONSTRUCCIÓN COLECTIVA DE CIUDADANÍA convocando a Autoridades Departamentales Legislativas, Educativas, de Gobiernos Locales. Intendencias/Presidencias Comunales, Equipos Integrantes De Gobiernos Locales Concejales/Comisiones Directivas, Integrantes de las Redes Humanas Barriales-Redes Locales, directivos y cooperadores escolares de la jurisdicción y que contó con la presencia de integrantes de la Federación de Cooperadoras Escolares del Departamento Rosario y de la Confederación de Cooperadoras Escolares de la Provincia de Santa Fe (organismo este de ficta representatividad).

Que debemos destacar que la notoria ausencia orgánica de la Federación La Capital, responde a la falta de convocatoria por parte de las autoridades ministeriales en tiempo y forma correspondientes.

Que esta actitud no deja de ser un hecho susceptible de otros tipos de consideraciones que escapan a la mera formalidad de un acto protocolar, ya que las mismas son puestas en evidencia cuando al preguntar por las razones de esta actitud los funcionarios responden con evasivas.

Que debemos preguntarnos por las razones de esta conducta. Será que se pretende dividir al movimiento cooperativo escolar? De ser así debemos estar muy atentos para que ello no ocurra y no quedar inmersos en otras motivaciones que en nada responden a los intereses de la educación y la cooperación escolar santafesina.

Que se debe tener una mirada de la gestión del área y los posicionamientos que al respecto han tomado cada uno de los actores .No es difícil advertir el grado de falencias en la gestión educativa y que hemos apuntado en lo que a nosotros atañe.

Que los organizadores manifiestan que “Es prioritario garantizar la comunicación, socialización de esta comunicación a todos y cada uno de los integrantes de la comunidad…", tema con el que estamos de acuerdo y venimos planteando desde hace años sin haber tenido respuesta alguna.

Que la Federación de Asociaciones Cooperadoras Escolares del Dto. La Capital muestra una intensa actividad en pro de la cooperación escolar. Prueba de ello es que llevamos más de una década que venimos reclamando por la injustificada pretensión de imponer personería jurídica a las cooperadoras de la provincia; década en la que venimos cuestionando la falta de políticas de inclusión, desarrollo y emancipación para el sector; década de reclamo por la ausencia de políticas de contralor en el Fondo de Asistencia Educativa, década en la que los montos asignados al comedor escolar han tenido un notorio retroceso; a lo que deberíamos agregar la deuda contraída por el gobierno provincial por casi 300 millones de pesos en concepto de Fondo de Financiamiento Educativo Nacional durante el año 2015; o los altos índices de deserción escolar en el nivel secundario.

Que lo dicho sirve para comprender por qué no se invita a ésta Federación de Asociaciones Cooperadoras Escolares del Dto. La Capital y advertimos que actitudes como la que señalamos por parte de los máximos responsables sólo sirva para sostener mezquinos intereses que no brindan beneficio alguno para la comunidad y esperamos que lo expuesto sirva para que las autoridades del Ministerio de Educación recapaciten y corrijan actitudes.

Por lo expuesto la Asamblea General Extraordinaria constituida al efecto el 26/08/2016 se Aconseja a los integrantes de las Asociaciones Cooperadoras Escolares que en caso de que se repitan situaciones como las precedentes en que el Ministerio Educación ha obviado la invitación a la Federación de Cooperadoras Escolares – Dpto. La Capital -, a que en lo sucesivo reclamen que se invite a ésta Federación - genuina y auténtica representante de las entidades de 1er. Grado – absteniéndose de participar si no se dan las explicaciones pertinentes de tal conducta.
Dejase en claro que es una Invitación de conducta a seguir para reafirmar el movimiento cooperativo, siempre respetando la autonomía de cada Asociación Cooperadora.

Fuente: https://www.facebook.com/

 

Cooperadores de la CABA en la Escuela Itinerante junto a los docentes

Este jueves 4 de mayo, representantes de cinco Cooperadoras Escolares de la Ciudad (algunos de ellos delegados de cooperadoras por su Comuna) participaron de una charla en la Escuela Itinerante que los docentes mantienen frente al Congreso Nacional. Allí brindaron su apoyo a la lucha docente y contaron su experiencia de trabajo comunitario en la escuela pública, donde las Cooperadoras ocupan cada vez más un lugar que deja vacante el Estado. Compartimos un texto escrito por Gustavo Alonso, padre cooperador de la Escuela Nº 12 D.E. 7 “Facundo Zuviría”, que resume el sentir y pensar de los presentes en esta actividad.

"Cooperadoras Escolares - Mucho más que una feria del plato". Hace más de 200 años, el 15 de Octubre de 1816, pocos meses después de haberse declarado la independencia del país, un grupo de vecinos de Chascomús constituyó una Junta para promover la escuela de la zona. Antes que los funcionarios del naciente Estado Nacional se hicieran presentes, la comunidad fue capaz de organizarse políticamente para hacer frente a sus necesidades. Quiero hacer énfasis en el término “organizarse políticamente”, porque es un concepto que creo está generalmente negativizado. Muchos tratan de convencernos que la palabra política es “mala”.

El concepto de “política”, deriva del griego antiguo y hace referencia al gobierno de las “polis”, las ciudades griegas. El sufijo “tica”, en términos estrictos, se traduce generalmente como “relativo a”. Política entonces es lo relativo a las ciudades o estados. Entonces, la política, estaba asociada al concepto de “asuntos públicos” para diferenciarlos nítidamente de los “asuntos privados”. Lo “político” era inherente al ciudadano preocupado por el gobierno de la cosa pública, y completamente ajeno a quienes sólo privilegiaban sus asuntos privados. “Idios”, viene de la misma cuna y significaba “privado”.

La “idiótica”, entendida como “el gobierno de lo privado”, no era una actividad apreciada por los ciudadanos preocupados por los asuntos públicos; por el contrario, llegó a tener una carga semántica tan negativa que la palabra “idiota” deriva de aquella otra y señalaba al que sólo privilegiaba sus propios asuntos particulares haciendo caso omiso de las cuestiones que afectan a todos los ciudadanos. Las cooperadoras de hoy no tienen gran diferencia de cimientos a aquella Junta chascomunense, pero si mas complejidad. La disfuncionalidad de los funcionarios sigue poniendo a nuestras comunidades en el compromiso de sostener la educación pública con la generación de recursos propios para solventarla económicamente, y ahí es donde aparecen la feria del plato, las jornadas de trabajo, los festivales, bonos contribución y la eterna búsqueda de donaciones. Podríamos así jugar eternamente a los bomberos, apagando los incendios provocados por la desidia, pero también sabemos hace tiempo, que debemos instruirnos cívicamente, capacitarnos y convocar al resto de la comunidad para hacernos voz, y si es necesario grito, de los derechos de nuestros hijos a una educación de calidad, integradora, contenedora y conciente de la realidad social.

El reclamo es “derecho y deber” de las comunidades. Reconociendo “comunidad” como el conjunto de padres, madres, tutores, alumnos, docentes y no docentes, porque no tendría sentido el ser de los unos sin los otros. Infraestructura, mantenimiento, construcción de escuelas para satisfacer la demanda de vacantes, material didáctico y administrativo, son algunos de los recursos materiales por los que pedimos, pero no olvidemos los recursos humanos, equipos de orientación para acompañar a nuestros niños y sueldos dignos para los trabajadores deben ser premisa. Ante la falta de presupuesto asignado y la subejecución del mismo, sumado a la ideología contraria a lo público de la gestión actual a nivel nacional y de la ciudad, ante el manoseo en los discursos que hablan de, por ejemplo, caer en la escuela pública, podemos y debemos reflexionar, accionar y emitir opinión para concientizar lo que vive la educación desde adentro. Porque si de caer en la escuela pública se trata, me quedo con la decimosegunda definición de ese verbo de la Real Academia: (12. intr. Venir en conocimiento, llegar a comprender). Porque los niños caen en ella, caen en que existe la igualdad de derechos, caen en la solidaridad y en el compañerismo. Caen en que no solo de erudición académica se trata el saber, también caen en que pueden levantarse luego de una caída. También caemos los padres y las familias en que hay que ponerle el hombro a la escuela, porque los gobernantes no caen en que la educación digna y de calidad es un derecho. Y duele la caída y también el abandono.

Y volvemos a caer, y comprendemos, que la única manera de construir, es en comunidad. Por lo antes dicho, debemos abrir la puerta de las escuelas, es necesario construir puentes entre las cooperadoras y compartir, para nutrirnos mutuamente de nuestras experiencias. Quizás mi problema de hoy haya sido solucionado por otros ayer. Mi premisa como cooperador es “lo que se sabe se comparte y lo que no, lo aprendemos juntos” Seamos menos “Idióticos” o “Idiotas” y seamos más “políticos”, involucrémonos en los asuntos públicos, la indiferencia produce resultados nefastos. Y comulgo con Platón en que “El precio de desentenderse de la política es el ser gobernado por los peores hombres”

Suscribirse a este canal RSS